sábado, diciembre 02, 2006

AYUDAR ES AYUDARSE

Suceden tantos eventos a final de año en nuestro país, que nos obligan a reflexionar acerca del sentido de nuestra vida. Hoy es la Teletón y es un día para dar. Para dar hasta que nos duela el bolsillo. No es lo que nos sobra, es renunciar a algo para poder dar ese dinero a esta gran obra.
A todos nos puede tocar en la vida pasar por una situación de las que nos muestran en la televisión. Pero, si no nos ha tocado, debemos sentir un profundo agradecimiento a la vida y donar un monto cotundente que sea una señal de agradecimiento por no padecer el dolor de la discapacidad.
Yo se que la discapacidad trae muchos regalos anexados a ella. Los seres humanos aprendemos en el dolor y a muchos les ha tocado la prueba en la incapacidad física. A otros nos da otras incapacidades en el ámbito emocional, cognitivo o espiritual que a veces, son impedimentos más fuertes que estar postrado en una silla de ruedas.
Tenemos discapacidades en ámbitos no visibles para el ojo humano, pero muy evidentes para los ojos del alma. Ojalá que hoy superemos esas limitaciones y podamos levantarnos de la apatía, la abulia, el odio, el rencor, el egoismo y la envidia. Ojalá que la silla espiritual en la cual estamos postrados, no sea eterna. Ojalá que la Teletón nos obligue a pararnos y poder ampliar la mirada, salir de nuestra burbuja y conectarnos con las necesidades humanas que nos rodean.
Que esta gran obra nos inspire todo el año, no solo las 27 horas de hoy. Abramos el corazón, botemos las muletas del alma y pogámonos de pie para mirar la vida de frente, y quienes nos conozcan se den cuenta que nos hemos rehabilitado de verdad.

1 comentario:

Mauricio Rebolledo dijo...

NO EXISTEN LAS PERSONAS DISCAPACITADAS, EXISTEN LAS PERSONAS CON CAPACIDADES DISTINTAS.

Aprovecho de contarte esta historia:
Un viejo cacique de una tribu estaba teniendo una charla con sus nietos acerca de la vida. Él les dijo: “¡Una gran pelea está ocurriendo dentro de mí!… ¡es entre dos lobos!...“Uno de los lobos es maldad, temor, ira, envidia, dolor, rencor avaricia, arrogancia, culpa, resentimiento, inferioridad, mentiras, orgullo,egolatría, competencia, superioridad. “El otro es Bondad, Alegría, Paz, Amor, Esperanza, Serenidad, Humildad, Dulzura, Generosidad, Benevolencia, Amistad, Empatía, Verdad, Compasión y Fe.

Esta misma pelea está ocurriendo dentro de ustedes y dentro de todos los seres de la tierra.

Lo pensaron por un minuto y uno de los niños le preguntó a su abuelo:

¿Y cuál de los lobos crees que ganará?”

El viejo cacique respondió, simplemente…

“El que alimentes.”

Un abrazo y que este año que viene, decidas seguir alimentando el lobo bueno.

Feliz Navidad.